La importancia de las revisiones cardiológicas en los deportistas

Cardiología

05 octubre 2022

Las enfermedades cardiovasculares son uno de los problemas de salud más comunes en deportistas por lo que dentro de la rutina de atletas de élite están las revisiones cardiológicas. Hemos visto como muchos deportistas famosos han sufrido los efectos del estrés cardiaco como la hipertensión y las arritmias cardíacas, que pueden ser muy graves. 

La intensidad de las sesiones de entrenamiento exige que los atletas profesionales se centren en su bienestar físico y desarrollen una rutina que abarque todos los aspectos de la salud. Aunque los deportistas someten su cuerpo a rutinas de entrenamiento y competiciones extenuantes, también deben asegurarse de no descuidar su salud general y la cardiológica en concreto. En este artículo se analiza la importancia de las revisiones cardiológicas en los deportistas.

Revisiones cardiológicas para deportistas: ¿Por qué son necesarios?

Los deportistas tienen más posibilidades de desarrollar enfermedades cardíacas, en comparación con la población general, debido a la intensidad de su entrenamiento. Los deportistas con antecedentes familiares de trastornos cardíacos son más propensos a experimentar síntomas relacionados, como hipertensión, arritmias e insuficiencia cardíaca. 

Los chequeos cardíacos son una medida vital para prevenir la muerte súbita cardíaca en los atletas. 

Las revisiones cardiológicas evalúan los factores de riesgo cardíaco y ayudan a detectar cualquier condición cardíaca anormal en una fase temprana. La detección precoz es fundamental, ya que algunas afecciones pueden gestionarse y controlarse con medicación. 

Por lo tanto, es altamente recomendable revisiones a todos los deportistas al comienzo de una nueva temporada de entrenamiento o cuando hayan experimentado cambios significativos en la rutina.

Importancia de los chequeos cardiológicos previos a la participación

Un examen cardiológico previo a la participación de cualquier prueba de alta competición es un procedimiento rutinario al que deben someterse todos los atletas. Para las revisiones cardiológicas rutinarias, los atletas deben tener un historial médico completo y someterse a varias pruebas como un electrocardiograma (ECG), análisis de sangre y un ecocardiograma. 

Un examen cardiológico previo a la participación es esencial, ya que ofrece a los cardiólogos la oportunidad de identificar y gestionar cualquier afección cardiaca que pueda afectar al rendimiento del deportista. 

El electrocardiograma (ECG) es una parte crucial del examen previo a la participación, ya que se trata de una prueba no invasiva que proporciona una instantánea de la actividad eléctrica del corazón. Un ECG puede identificar anomalías como la fibrilación auricular y puede ayudar a determinar el mejor curso de tratamiento. Esta prueba también puede detectar cualquier afección cardíaca, como la enfermedad arterial coronaria, que pueda ser responsable de desencadenar eventos cardíacos.

Beneficios de las revisiones cardiológicas post-participación para los deportistas

Los chequeos cardiológicos post-participación se realizan poco después de un evento deportivo para examinar el estado del corazón. Esta prueba puede ser determinante, ya que proporciona pruebas de la salud del corazón del atleta y garantiza que pueda continuar su carrera deportiva. El examen cardiológico post-participación se realiza cuando se sospecha que un atleta tiene una afección cardiaca. Estos exámenes suelen incluir desde cuestionarios donde se analiza sintomatología, un ECG de 12 derivaciones y un ecocardiograma. 

Los cardiólogos pueden identificar cualquier anomalía en la actividad eléctrica del corazón, como las arritmias, que pueden afectar a la capacidad de un deportista para competir a alto nivel. Un ecocardiograma permite al médico examinar la estructura y la función del corazón y detectar cualquier anomalía estructural y funcional. 

Los deportistas experimentan un mayor flujo sanguíneo y una mayor frecuencia cardíaca durante el entrenamiento. La intensidad del entrenamiento puede ejercer presión sobre el corazón. Los factores de riesgo cardiaco incluyen la hipertensión, la hipercolesterolemia, la diabetes y los antecedentes familiares de trastornos cardíacos. La intensidad del entrenamiento y el entorno de los deportes de competición pueden aumentar los factores de riesgo cardíaco y desencadenar eventos cardíacos. 

Por ello, es fundamental que los deportistas conozcan sus factores de riesgo cardíaco y la importancia de someterse a revisiones cardiológicas periódicas. La intensidad del entrenamiento y el entorno de los deportes de competición pueden aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

Compartir

Si buscas un especialista médico, contactanos ahora

Contacta con VidasPrime

Asesoría médica personalizada para ayudarte a encontrar el especialista médico que mejor se adapta a tu necesidad. Elige tu doctor, sin esperas.

Contactar