La cirugía de hemorroides ya no duele

Cirugía Vascular

10 octubre 2022

Las hemorroides son venas hinchadas en el ano y la parte inferior del recto. Por el lugar donde aparecen suelen ser extremadamente molestas ya que pueden picar, doler, sangrar… Es por ello que la cirugía de hemorroides es una de los procedimientos más habituales ya que se estima que entre el 60% y 80% de la población puede llegar a presentar esta patología en algún momento de su vida.

Si tienes hemorroides con frecuencia o le causan dolor, tu médico puede sugerirte una intervención quirúrgica para eliminarlas. Sin embargo ya existen procedimientos médicos que no requieren de una intervención directa sobre las hemorroides para solucionar el problema. 

Durante los últimos años lo más normal es que se realizaran 2 tipos de procedimientos:  Extirparlas cortando la vena hinchada, o cortar la vena hinchada para ensancharla. Ambos procedimientos pueden aliviar el dolor y prevenir futuros problemas de hemorroides. Estas cirugías no tienen porqué ser la solución definitiva.

Conoce los diferentes tipos de cirugía de hemorroides

La extirpación de hemorroides externas es una cirugía para recoger todo el tejido inflamado alrededor del ano y eliminarlo. Este procedimiento se denomina a veces escisión. La extirpación de hemorroides internas es una cirugía para cortar la vena inflamada dentro del recto. 

Si una hemorroide se ha vuelto muy grande, o si se ha convertido en un coágulo de sangre (trombosado), puede ser necesario realizar una hemorroidectomía para eliminarla. La cirugía de hemorroides puede realizarse como un procedimiento ambulatorio, o puede requerir una corta estancia en el hospital. 

El tipo de cirugía, y si tiene o no otras complicaciones de salud, determinarán su proceso de recuperación específico. La mayoría de los pacientes experimentaron algunas molestias durante unos días, con una recuperación completa en unas pocas semanas.

Frente a las diferentes cirugías de hemorroides disponibles, en la actualidad existen métodos probados que se diferencian completamente del método convencional. La diferencia está en que las técnicas más modernas actúan directamente sobre la causa de las hemorroides en vez de extirparlas. 

Concretamente, IvisMed está a la vanguardia de esta nueva técnica. Los diferentes estudios clínicos descubrieron el origen de las hemorroides como una lesión de la vena iliaca común. 

La clínica liderada por el Dr. Juan guilleuma, ha desarrollado esta beneficiosa alternativa en el tratamiento de las hemorroides que permiten no tener que hacer una cirugía.

En caso de cirugía, tienes que conocer esta información

Si estás pendiente de realizarte una cirugía de hemorroides es posible que tengas que dejar de tomar ciertos medicamentos antes, como aspirina, AINE, anticoagulantes y medicamentos para la presión arterial. 

La mayoría de los médicos te pedirán que te abstengas de comer 12 horas antes de la operación para vaciar el intestino y reducir la contaminación. Esto también te ayudará a evitar las náuseas después de la operación. Es posible que puedas volver a comer ese mismo día, pero dependerá de las instrucciones de tu médico.

Qué esperar después de la cirugía de hemorroides

Después de la cirugía, es probable que experimentes algunas molestias. Puedes tener hinchazón y dolor en el lugar de la operación. Tienes que saber que debes mantenerte hidratado y seguir una dieta saludable mientras te recuperas y que es posible que tengas que usar una faja abdominal o un baño de asiento para reducir la hinchazón y acelerar la curación, también es normal que aparezca algo de sangre en la taza del váter. 

Tener una leve molestia al ir al baño, especialmente mientras la zona está cicatrizando también es normal al igual que se produzcan hemorragias y hematomas en la zona de la intervención. 

La mayoría de las personas se curan en unos días y pueden volver a su vida cotidiana.

Tiempo de recuperación

El tiempo de recuperación dependerá del tipo de cirugía realizada. Algunas cirugías pueden realizarse con anestesia local y sin puntos de sutura. Estos procedimientos serán probablemente menos dolorosos y llevarán menos tiempo de recuperación. Otros procedimientos, como la hemorroidectomía, pueden requerir anestesia general, puntos de sutura y un tiempo de recuperación más largo. 

El especialista médico te detallará todos los puntos. Si tiene un trabajo físicamente exigente, es posible que necesite algunas semanas más para curarse completamente antes de volver al trabajo.

Consejos tras la cirugía de hemorroides

Debes estar hidratado para evitar el estreñimiento y la deshidratación, come muchos alimentos ricos en fibra y mantén una dieta saludable. Descansa lo necesario y haz ejercicio con suavidad una vez que te sientas recuperado. Minimiza el estrés y duerme lo suficiente. 

Sigue cuidadosamente las instrucciones de su médico y debería poder recuperarse por completo en pocas semanas.

Las hemorroides pueden ser un problema doloroso e incómodo que puede ser tratado con cirugía o no. Tienes que saber que existen técnicas NO quirúrgicas que NO generan dolor en el paciente y que son ambulatorias. 

Estás técnicas novedosas trabajan sobre un tratamiento médico propio, con diferentes estudios clínicos que avalan que existe la posibilidad de tratar las hemorroides desde la causa y no la consecuencia.

Compartir

Si buscas un especialista médico, contactanos ahora

Contacta con VidasPrime

Asesoría médica personalizada para ayudarte a encontrar el especialista médico que mejor se adapta a tu necesidad. Elige tu doctor, sin esperas.

Contactar