Tipos de operaciones para cirugía de menisco

Traumatología

03 octubre 2022

La cirugía de menisco suele realizarse para reparar un menisco roto. El menisco de la rodilla es un tejido blando que se encuentra entre los huesos de la articulación de la rodilla. Desempeña un papel importante en la estabilidad de la rodilla y ayuda a su movimiento. La lesión de menisco, el desgarro o la rotura de esta estructura de fibrocartílago en forma de media luna puede ser consecuencia de un impacto directo, una fuerza de torsión o una caída sobre las rodillas. Un desgarro de menisco provoca hinchazón, dolor, rigidez y dificultad para mover la rodilla. 

Si no se trata, puede provocar una mayor degeneración de la articulación, así como artritis a una edad más temprana. La cirugía de menisco suele estar indicada en pacientes que experimentan dolor, dificultad para caminar o arrodillarse y bloqueo de la rodilla tras realizar actividades como ponerse en cuclillas o subir escaleras.

¿Qué ocurre durante la cirugía de menisco?

La cirugía de menisco se realiza bajo anestesia general, lo que significa que estarás dormido y sin dolor durante el procedimiento. El cirujano hará una incisión sobre la articulación de la rodilla y extraerá la parte dañada del menisco. Si el desgarro es grande, la cirugía se realizará en dos pasos. En la primera, se extrae la parte del menisco que se ha roto. Después de que las exploraciones de imagen de seguimiento muestran que la articulación de la rodilla es estable, se extirpa la parte restante del desgarro mediante una segunda cirugía. El cirujano también determinará si el menisco puede repararse o si está demasiado dañado y debe extraer. Si la parte desgarrada puede repararse, se volverá a coser a la parte sana restante del menisco.

Indicaciones para la cirugía de menisco

Rotura de menisco: Si ha sufrido una lesión en la rodilla que puede haber provocado un desgarro en el menisco, existe la posibilidad de que el desgarro no se haya curado correctamente. Puede experimentar un dolor persistente en la rodilla, hinchazón, rigidez y dificultad para arrodillarse y ponerse en cuclillas. Degeneración del menisco: Con el tiempo, a medida que envejecemos, el menisco se vuelve más delgado y puede ser menos capaz de curarse a sí mismo. En estos casos, puede recomendarse la cirugía artroscópica para eliminar la parte dañada del menisco.

Precauciones antes de la cirugía

  • Reposo: El reposo es una parte importante del proceso de curación y ayudará a reducir la hinchazón y a aliviar el dolor de la rodilla. 
  • Hielo: La aplicación de hielo en la rodilla ayudará a reducir la hinchazón y el dolor de rodilla.
  • Elevar: Mantener la rodilla elevada por encima del nivel del corazón ayudará a reducir la hinchazón y el dolor de rodilla. 
  • Evitar las actividades extenuantes: Evita las actividades extenuantes que puedan suponer una tensión excesiva en la rodilla y empeorar el dolor de rodilla. 
  • Evita arrodillarse: Evita arrodillarse y ponerse en cuclillas hasta que la rodilla esté completamente curada. 
  • Evita extender demasiado la rodilla: Evita extender demasiado la rodilla, ya que puede irritar la articulación de la rodilla.

Tipos de cirugía de menisco

Hay dos tipos de cirugía para reparar un menisco roto: la reparación del menisco y la sustitución del menisco. En general, la cirugía de reparación de menisco se recomienda para personas jóvenes y activas. En la cirugía de sustitución de menisco, se extrae la parte desgarrada del menisco y se sustituye por una articulación de rodilla artificial. Este tipo de cirugía suele recomendarse para personas mayores y menos activas. Tu cirujano te recomendará el mejor procedimiento en función de tu edad, nivel de actividad y el alcance de la rotura. 

Cirugía de reparación del menisco: En esta intervención se extrae la parte desgarrada del menisco y se cose la parte sana para crear un nuevo menisco más corto. El nuevo menisco es más corto que el original, pero es capaz de alcanzar el mismo rango de movimiento. 

Cirugía de sustitución de menisco: En este procedimiento, se extrae la parte desgarrada del menisco y se inserta un menisco artificial. El menisco artificial está hecho de un material similar al tipo de tejido que recubre la articulación de la rodilla. El cirujano seleccionará el material que mejor se adapte a su estilo de vida, como un menisco fabricado con tejido de cadáver, materiales sintéticos o materiales derivados de la vaca.

Tiempo de recuperación de la cirugía de menisco

La recuperación de la cirugía de menisco dura entre seis y doce semanas. Para recuperarse más rápidamente y reducir el riesgo de infección, es posible que deba permanecer en el hospital. El cirujano te dará instrucciones específicas sobre cuánto tiempo debe descansar la rodilla, qué ejercicios debes hacer cuando puedas volver a moverse y cuándo puedes volver a un trabajo de oficina. Es posible que experimente dolor, hinchazón y rigidez en la rodilla. Se te recetarán medicamentos para aliviar el dolor y la hinchazón de la rodilla. A medida que avanza el proceso de curación, el dolor y la hinchazón deberían remitir. La amplitud de movimiento de la articulación de la rodilla mejorará a medida que disminuya la hinchazón.

Puntos clave a tener en cuenta

  • Una rotura de menisco puede afectar a su calidad de vida. La cirugía de menisco puede ayudar a reducir el dolor de rodilla y ayudarte a moverte con más libertad. 
  • La cirugía de menisco es un procedimiento seguro que se realiza con anestesia general. El tiempo de recuperación es de seis a doce semanas.
  • Si no se trata, una rotura de menisco puede provocar una mayor degeneración de la articulación y artritis a una edad más temprana. 

Compartir

Si buscas un especialista médico, contactanos ahora

Contacta con VidasPrime

Asesoría médica personalizada para ayudarte a encontrar el especialista médico que mejor se adapta a tu necesidad. Elige tu doctor, sin esperas.

Contactar